Elona

De GuildWiki2.es
Saltar a: navegación, buscar
Elona
Mapa de Elona inexplorado.jpg
Información
Tipo Continente
Niveles 1-80
Accesos
Exploración
       
Mapa(s)
Elona mapa1.jpg

Elona es el nombre de una nación, a veces también conocido como un continente al sureste del Tyria central, y lleva el nombre del río Elon. En el pasado a menudo se le llamaba "Tierra del Sol Dorado", y en tiempos desde que comenzó el reinado de Palawa Joko, sus fieles seguidores y algunos de sus oponentes lo han llamado "Reino Unido de Elona". Originalmente un reino humano el reino de los Reyes primigenios, desde entonces se enfrentó a una guerra civil y se dividió entre tres provincias, Istan, Kourna y Vabbi, antes de unirse bajo la bandera del Lich. El liderazgo del rey Joko ha convertido a Elona en una tierra de vivos y muertos vivientes, y sin contacto con las demás naciones.

Elona es parte del mismo super continente que Tyria central, conectado a través del Desierto de Cristal; aunque antes del Éxodo de los dioses, las dos áreas estaban separadas por el Mar de Cristal. Las fronteras del norte de Elona han estado plagadas de los siervos resurgidos de Zhaitan desde el surgimiento de Orr, causando una guerra entre las dos naciones de muertos vivientes, esto combinado con la presencia de Kralkatorrik en el Desierto de Cristal, ha impedido toda comunicación con Elona, a excepción de la Orden de los Susurros, que tienen un medio desconocido para viajar entre las dos tierras, y algunos miembros del Priorato de Durmand y otros exploradores que desafían los peligros de la región del desierto. Solo el regreso de Balthazar y la posterior invasión de los forjados en la región del Desierto de Cristal ha traído de nuevo la comunicación con Elona, volviendo a sumir la tierra en el caos.

Según Alain, se profetizó hace más de trescientos años que un eloniano, que vivía lejos del hogar y vivía bajo el acero, se levantaría y conduciría a su pueblo al Desierto de Cristal.

Contenido

Historia

Dinastía primigenia

En el año 205 a.É., la humanidad se extendió a las tierras que se convertirían en Elona, ​​llegando a la isla de Istan y los valles de Kourna. En cinco años, el primero de los reyes primigenios fue coronado y Fahranur, La Primera Ciudad fue establecida. Las leyendas dicen que los Seis dioses coronaron a este primer rey, pero la verdad fue olvidada incluso dentro de los 600 años del reinado de los Reyes Primigenios. Esto marcó el comienzo de la dinastía primigenia.

La dinastía primigenia marcó una gran diferencia en Elona. Antes del Éxodo de los Dioses, se extendía por las tierras de Istan, Kourna y las costas del sur del Mar de Cristal. Durante este tiempo, Elona compartió sus fronteras con los margonitas, una civilización humana marinera que se estableció en el Mar de Cristal y las costas de Elona.

Después de la derrota y el encarcelamiento de Abaddon en el Reino del Tormento, los Reyes Primigenios extendieron su reinado más al norte, estableciendo a Vabbi y llegando al Desierto de Cristal y estableciendo la Tumba de los Reyes Primigenios en su extremo norte en el año 29 a.É. Incluso habían establecido la ciudad de Morah para vigilar la Boca del Tormento. En el año 300 a.É., Elona colonizó las tierras de Kryta, previamente establecidas por el Príncipe Mazdak de Orr, y expandió las tierras de la colonia en territorios de los centauros y tengu, aunque Kryta se independizó en el año 358 a.É.

Aunque muchos lo consideran el apogeo de la época de Elona, ​​la dinastía primigenia tuvo su parte de derramamiento de sangre. Durante los reinados del rey Wasi y la reina Nadijeh, Elona fue devastada por la guerra civil, y muchos de los gobernantes primigenios se hicieron famosos por defender a su pueblo. Nadijeh puso fin a estas guerras al establecer la Guardia de los Lanceros del Sol para convertirse en los protectores independientes de Elona en los siglos venideros.

La dinastía primigenia duró aproximadamente 650 años, terminando con la peste de los escarabajos que arrasó con Istan y mató a la familia real.

Gran dinastía

Cuatro años después de que comenzara la Peste de los escarabajos y que Istan fuera abandonado, un hombre llamado Admun Kolos tomó el trono y comenzó la segunda dinastía de Elona, conocida como la Gran Dinastía. Istan estuvo aislado durante ocho años hasta que los colonos regresaron y bloquearon la fuente de la plaga: Fahranur. Sin embargo, esta nueva dinastía solo duró 31 años y produjo el momento más sangriento en la historia de Elona.

Dinastía destrozada

La Dinastía Destrozada fue consumida por las Guerras pretendientes que vieron el nacimiento de la profesión derviche, antes de que terminaran en el año 640 a.É., 37 años después de que comenzaran las guerras. La era de la dinastía destrozada terminó en el año 640 a.É. cuando cayó el último de los "reyes pretendientes" y se formaron las tres provincias: Istan, Kourna y Vabbi.

Era de las Tres Provincias

La unión entre las provincias de Istan, Kourna y Vabbi marcó el nacimiento de la nación moderna de Elona. La confederación lleva el nombre del gran río Elon que fluyó a través de su reino compartido.

En el año 860 d.É., comenzó la primera invasión de Palawa Joko y sus ejércitos Despertados. Rápidamente conquistó a Vabbi, ganándose el título de "El Azote de Vabbi", y movió sus fuerzas hacia el sur. En la Gran Catarata de Jahai, las fuerzas de Kourna, junto con las fuerzas remanentes de Vabbi y la Orden de los Lanceros del Sol, se enfrentaron a los ejércitos de Joko. El general de las fuerzas aliadas, Turai Ossa, asaltó a Joko directamente y lo derrotó en la Batalla de Jahai. Sin embargo debido a que Joko no podía ser asesinado, Turai encarceló al Liche y estableció la Orden de los Susurros para asegurarse de que el liche permaneciera cautivo. Debido a su victoria, Turai fue coronado rey de todo Elona. En los años siguientes su obsesión con las profecías lo llevó a darle a su hijo Kunai Ossa la corona y dirigió la Gran Peregrinación al Desierto de Cristal.

En el año 1075 d.É., el dios caído Abaddon intentó liberarse de su prisión y produjo el anochecer. Utilizando a los pocos que aún le eran fieles, como la Mariscal Varesh Ossa, abrió portales en toda Elona y realizó rituales oscuros para debilitar la barrera entre Tyria y la Niebla. Abaddon fue derrotado y asesinado por héroes y miembros de la Orden de los Lanceros del Sol después de que lucharon por llegar al corazón del Reino del Tormento para encontrarlo. Abaddon fue suplantado por Kormir, quien se convirtió en la nueva Diosa de la Verdad. Durante este tiempo, Joko también fue liberado de su prisión debido a los propios intentos de libertad de Abaddon.

En los años posteriores al Anochecer, las tres provincias trabajaron para recuperarse. Istan se convirtió en una nación turística debido a la ayuda de los Lanceros del Sol, y los príncipes de Vabbi usaron su riqueza para acelerar la recuperación de su nación. Kourna se vio inmersa en una guerra civil, ya que la guerra los había dejado sin líderes, aunque la Orden de los Lanceros del Sol trabajó para traer la paz mientras se extendían por Elona una vez más, incluso viajando a otras partes del mundo.

Reino Unido de Elona

La Bandera de Joko utilizada en todo su reino.

En el año 1135 d.É., sesenta años después del Anochecer, Palawa Joko invadió una vez más a Elona, esta vez desvío el río Elon hacia el oeste desde su antiguo curso hacia el sur, causando hambruna en Vabbi y en el norte de Kourna. Vabbi se rindió rápidamente para asegurar su supervivencia, y Kourna e Istan se convirtieron en estados vasallos después. Aquellos que pudieron huyeron de la nación ahora gobernada por los muertos vivientes, muchos convirtiéndose en refugiados en Kryta. La Orden de los Lanceros del Sol fueron eliminados o se unieron, convirtiéndose en el Creciente Acerado. Joko hizo perseguir a los descendientes del clan Ossa, y todavía existen pocos en Elona, los que sobrevivieron ahora viven como vagabundos. La Orden de los Susurros, que había establecido una presencia en el centro de Tyria anteriormente, se dividió en dos en Elona después de los desacuerdos sobre si centrarse en la amenaza planteada por Joko o en amenazas más grandes como Primordus y otros Dragones antiguos. La facción que eligió enfocarse en Joko se hizo conocida como la Orden de las Sombras y estableció la Capellanía de las Sombras en la Desolación mientras que la Orden de los Susurros original finalmente dejó la primera Capellanía de los Secretos en los Acantilados de Jahai, aunque no se sabe si lo hicieron por elección o si fueron asesinados.

Otra ola de refugiados elonianos llegó a Tyria alrededor del año 1275 d.É., mientras escapaban de los estragos de Palawa Joko, y se perdió el contacto con Elona. Alrededor del año 1320 d.É., el acceso al Desierto de Cristal se bloqueó a través de la Puerta del Desierto, la ruta terrestre principal hacia el Desierto de Cristal, que fue sellada por orden de la Reina Jennah debido al ascenso y vuelo de Kralkatorrik al Desierto de Cristal. Solo la Orden de los Susurros de Tyria tenía conocimiento de cómo viajar a Elona en los tiempos modernos. A pesar de esto algunos grupos pequeños, así como el Priorato de Durmand, habían organizado excursiones al Desierto de Cristal, aunque se desconoce si esto fue antes o después del cierre de la Puerta del Desierto.

Después del año 1328 d.É., Kralkatorrik consumió el poder por las muertes de Zhaitan y Mordremoth y voló hacia el sur a Vabbi, extendiendo la Marca del dragón que destruyó el medio ambiente y extendió súbditos marcados. Los nobles locales se retiraron a sus palacios y jardines exuberantes mientras deciden ignorar deliberadamente la amenaza que estaba literalmente al lado. Los Despertados y el Creciente Acerado luchó contra los marcados, pero sus esfuerzos por contener las fuerzas del Dragón antiguo demostraron ser una batalla perdida.

En el año 1330 d.É., Elona fue testigo del regreso de Balthazar, uno de los Seis dioses, seguido por muchos acólitos del Templo de Balthazar y la Orden Zaishen. Balthazar se reunió en privado con Palawa Joko y llegó a un acuerdo mutuamente beneficioso para ambos, después de lo cual Balthazar y Joko partieron para buscar la ciudad perdida de Kesho y finalmente un portal al Inframundo por razones que aún no estaban claras para los espías de la Orden de las Sombras. Balthazar finalmente regresó con un ejército de forjados a su lado, pero Joko ya no lo acompañaba, lo que dejó a los elonianos y otros habitantes del Desierto de Cristal inseguros de lo que le había sucedido al Rey Joko. Los Forjados comenzaron la invasión del Desierto de Cristal y Elona en su búsqueda de Kralkatorrik poco después y mataron a cualquiera que se interpusiera en su camino, lo que provocó que tanto los habitantes del desierto como los súbditos de Joko se defendieran por sí mismos. Varios elonianos y habitantes del Desierto de Cristal pudieron huir hacia el norte a la Ciudad Libre de Amnoon y encontraron su camino hacia Arco del León en números cada vez mayores, alertando a los Tyrianos sobre el desastre que estaba devastando a Elona.

En ausencia de Joko, Elona fue gobernada por los administradores civiles y generales más cercanos del rey Joko, incluidos el Gran Visir Utumishi, el Arconte Iberu y varios comandantes y mariscales Despertados. La toma de decisiones provinciales recayó en la jurisdicción de los jefes militares y visires locales que apoyaron el esfuerzo de guerra del reino a su manera enviando un número cada vez mayor de suministros y soldados al frente para luchar contra los Forjados y los Marcados mientras aumentaban los impuestos y encarcelando a desertores e insurgentes en números crecientes. Los infractores de la ley que no habían sido asesinados, despertados o encarcelados fueron exiliados a granjas fuera del Muro de Huesos donde trabajarían en condiciones difíciles para llenar los almacenes del reino. Al mismo tiempo el Arconte Iberu y otros diplomáticos del reino de Joko se acercaron a ciudades y pueblos neutrales en el desierto, como Amnoon, en un intento de anexar estos establecimientos a Elona y extender la influencia de Joko.

La guerra en el desierto redujo el número de Cavaliers y las fuerzas de los Despertados, lo que provocó que los bandidos del desierto se volvieran más audaces y se aprovecharan en mayor número de viajeros desprevenidos. El notable sindicato de contrabando en todo el desierto llamado Hamaseen usó el caos resultante para extender su influencia con el empresario Zalambur ganando poder político en Amnoon mientras el Consejo de Amnoon intentaba decidir si permanecer independiente o estar del lado de las fuerzas de Joko o de los Lanceros del Sol restantes en el conflicto. La magia liberada de las líneas ley de las muertes de los dos Dragones antiguos golpeó a varios habitantes del desierto y a Elona y los volvió locos, violentos y mágicamente inestables, lo que provocó que la Orden de las Sombras publicara recompensas en sus cabezas para hacer que la región fuera más segura para atravesar. Los corsarios colaboraron con el gobierno de Joko en Istan, generando recompensas con personas que habían sido consideradas enemigas del estado, como los Lanceros del Sol.

El conflicto entre los Despertados, los Marcados y los Forjados finalmente culminó en la Batalla del Bazar de Kodash en Vabbi, donde Balthazar fue destruido y su magia que fue tomada de la Hematites de Maguuma y los Dragones antiguos, Jormag y Primordus, fue absorbida por Kralkatorrik y la segunda vástago de Glint, Aurene. Ahora capaz de corromper a los muertos, difundir la Marca a través de sus lugartenientes y crear Tormentas marcadas muy lejos, Kralkatorrik voló hacia el oeste para posarse en las montañas al norte de Dajkah mientras extendía lentamente su influencia. Después de la partida del Dragón antiguo y usando la distracción que la invasión forjada había causado entre el Creciente Acerado. Los Lanceros del Sol sobrevivientes de la parte continental de Elona se reagruparon gradualmente y establecieron un santuario escondido en la meseta de Yahnur en Vabbi con la bendición y la sabiduría de la aún consciente Despertada Tahlkora que les presentó a los Grifos locales con los que podrían atacar a las fuerzas de Joko y difundir las enseñanzas de los Lanceros del Sol entre los elonianos.

Los métodos cada vez más duros del gobierno de Elona para aumentar la productividad para el esfuerzo de guerra contra los marcados y los forjados, así como el desprecio flagrante de la nobleza y los leales a Joko sobre el bienestar de los plebeyos y la gente rural, eventualmente incitaron al pueblo Istani a una revuelta, liderado por el Mariscal Zaeim y los Lanceros del Sol que llevaron a cabo sus operaciones desde una base oculta debajo del Observatorio. La revuelta culminó con la liberación del Amanecer del Campeón y las incursiones en Palawadan, la Joya de Istan y la Gran Salón del Creciente Acerado para obtener suministros que ayudarían a la campaña de los Lanceros del Sol.

Los Forjados fueron derrotados gradualmente después de la desaparición de Balthazar, y los Despertados se reagrupó y aumentó su presencia en Istan con rumores de que Joko había regresado después de su larga ausencia, aunque el Rey Joko no había hecho apariciones públicas para confirmar estos rumores. Sin embargo, Joko declaró la guerra a Tyria Central a fines del año 1330 d.É., en respuesta a la interferencia del Comandante del Pacto en Elona, envió a las fuerzas de invasión Despertados lideradas por Creciente Acerado a través de portales para investigar las defensas de las cinco tierras centrales de las naciones mas notables. Joko asaltó a Rata Primus en las Islas Arenosas en el sur de Dajkah y adquirió con éxito muestras de la Peste de los escarabajos de la Inquisa en el año 1331 d.É.. La plaga de escarabajo mejorada se desencadenó en la tarde, costando algunas vidas hasta que el brote terminó antes de que pudiera extenderse.

En respuesta a las acciones de Joko, el Comandante reunió a los aliados de Elona y Tyria y los llevó a establecer un punto de apoyo en el corazón de Kourna, donde Joko se estaba preparando para desatar la tercera y más mortal generación de escarabajos. El ejército aliado lanzó un asalto a Gandara, la Fortaleza de la Luna, y el Comandante y el norn Braham irrumpieron en la fortaleza para enfrentarse a Joko, mientras que el ejército de fantasmas Primigenios dirigido por las reinas Dahlah y Nahlah impidió la propagación de la tercera generación de la Peste de los escarabajos. Con la ayuda de su aliada Aurene, las fuerzas aliadas pudieron matar a Joko y finalmente acabar con el reinado del rey Joko.

Interregno

La muerte de Palawa Joko dejó el panorama político de Elona inestable con varias facciones vivas y no muertas, ya sea tratando de mantener el orden o fortaleciendo su posición en oposición a otras facciones. Para poner fin a la crisis y ayudar a dirigir a Elona hacia la estabilidad, Mariscal Zaeim envió invitaciones a varias facciones para asistir a una cumbre en la Fortaleza de Jahai donde discutirían los términos de un tratado para un gobierno interregno posterior a Joko. Las facciones que entraron en las negociaciones incluyeron a los Despertados Libres, los Leales a Joko, la Orden de las Sombras, el Creciente Acerado y los Lanceros del Sol. Sin embargo las facciones rivales inicialmente no pudieron encontrar algo en común debido a los viejos odios y sospechas, incluida la presencia de Aurene que había matado a Joko. Las crecientes sospechas llevaron a un intento de golpe de estado por parte del Arconte Iberu, que tenía la intención de asesinar a los delegados, hasta que fue asesinado por el despertado Koss Dejarin, que posteriormente obligó a los delegados a aceptar el tratado de Zaeim. Sin embargo la cumbre se detuvo debido al asalto del Destructor de la Marca de la Muerte, y al enfrentarse a un enemigo común en la Marca hizo que los delegados cooperaran para que escaparan de la fortaleza y buscaran refugio en el Refugio del Sol al que los Lanceros del Sol habían establecido.

Varias facciones elonianas comenzaron a dialogar para comprender los puntos de vista de sus antiguos oponentes, y las facciones en el Refugio del Sol lentamente llegaron a un acuerdo, aunque persistió cierta desconfianza entre aquellos que aún mostraban signos de lealtad a Joko y aquellos que estaban felices de ser liberados de la influencia del Rey Joko. Mientras tanto, oportunistas como un hipnotizador Despertado, que se hizo pasar por Joko, apareció ante los Despertados esperanzado y confundidos, en un esfuerzo por convencer a los Despertados para que lo siguiera, justificando estas acciones con la creencia de que los Elonianos eran ovejas que necesitaban de Joko, para guiarlos y mantener el orden en el reino derrumbado del Rey Joko que sufría de las incursiones crecientes de los marcados de Kralkatorrik.

Gobierno

Durante su reinado que duró del año 1135 al 1331 d.É., Palawa Joko fue el gobernante absoluto de Elona, uniendo por la fuerza a las provincias autónomas separadas bajo su estandarte y nombrando a las naciones conquistadas como dominios pertenecientes a su reino unido. Impuso la obediencia principalmente lavando el cerebro a los ciudadanos elonianos, cambiando su visión de la historia con la reescritura de libros y haciendo que sus leales enseñaran en academias, y haciendo que sus súbditos lo elogiaran como un gobernante amado y todopoderoso. Esta influencia fue especialmente evidente en Vabbi e Istán, donde el Sistema de Afirmación Despertado y el Anuncio de Servicio Público transmitieron mensajes de obediencia y otros anuncios a los dominios vivos y Despertados de los respectivos dominios, y en Kourna, Joko usó estatuas de sí mismo en los hogares y en lugares públicos, para proyectar mensajes con lo que personalmente se burló de sus sujetos subyugados de Kourna.

Cartografía

Gran parte de Elona ha cambiado desde que fue visto por última vez en Guild Wars.

Regiones accesibles

Regiones no accesibles

Galería

GWes.jpg
Hay más información sobre Elona en GuildWiki.es

Notas

Veáse también

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Compartir
Publicidad