Cantha

De GuildWiki2.es
Saltar a: navegación, buscar

Cantha, también conocido como el Imperio del Dragón, es un imperio situado hacia el sur del continente de Tyria, cruzando el Océano Interminable, pasando por lo que antes eran las Islas Bélicas que ahora se encuentran bajo el agua. El imperio canthiano es la nación humana más antigua y su territorio el habitado desde hace más tiempo por los humanos, a pesar de existir leyendas de tierras más allá del océano de donde vendrían los habitantes de Cantha.

Cantha se convirtió en un lugar aislacionista bajo el dominio del emperador Usoku, cortando los lazos con las naciones del norte. Antes del gobierno de Usoku, Cantha crecía xenófobicamente a través de la influencia del Ministerio de la Pureza, debido al aislamiento no se sabe en qué medida el Ministerio de la Pureza ha influenciado y crecido en términos políticos y sociales.

El despertar de Zhaitan ha cortado toda comunicación con Cantha cuando su flota de resurgidos tomó el control del Estrecho de Malchor. Actualmente no hay contacto diplomático con Cantha.

Contenido

Historia

Los dragones se han incorporado al arte y la arquitectura de Cantha a lo largo de la historia. Varios de estos "faros de dragones" fueron construidos por el Imperio del Dragón en la costa de la isla Shing Jea y la ciudad de Kaineng.

Era pre-imperial

El tiempo antes de la fundación del Imperio del Dragón se conoce como la era pre-imperial, que se divide aún más en épocas pre-imperiales tempranas, medias y tardías poco definidas. Esto se debe a que el calendario Canthaniano carece de los medios precisos para registrar fechas antes del año 0 C.C., lo que corresponde al año 510 a.É. en el Calendario Mouveliano de Tyria.

Los dragones de todas las formas, tamaños y orígenes han llamado a Cantha su hogar durante miles de años, desde mucho antes de que las tribus humanas de la antigüedad se unieran para formar el imperio que tomaba a los dragones como símbolo. A pesar de esto, en contraste con el continente norte de Tyria, la extensión de la pre-historia de Cantha por los dragones antiguos no es bien conocida, excepto que la temprana era pre-imperial se ha mencionado en el contexto de la investigación sobre la naturaleza cíclica de los despertares de los Dragones antiguos.

En términos de las "razas mayores" (es decir, razas que existían en el momento del ultimo despertar de los dragones antiguos), hay evidencia de una presencia de olvidados en Cantha, así como reliquias de una raza misteriosa especulada como un rama de los enanos de Deldrimor, que se remonta a antes de la llegada de la humanidad al mundo de Tyria. Los edificios de las ruinas de Altrumm en el bosque de Echovald también sirven como evidencia de una civilización pre-humana en Cantha, pero sus arquitectos son desconocidos.

En el año 786 d.É., los Seis dioses aparecieron por primera vez en Cantha, trayendo a la humanidad con ellos. Las tribus de Luxon y Kurzick no surgieron del pueblo canthaniano y llegaron por separado en un momento posterior, en circunstancias poco claras, al igual que las tribus humanas del continente norte.

Era del Mono

En el año 510 a.É., las tribus de Cantha se unieron bajo un solo líder, el señor de la guerra Kaing, y establecieron el Imperio del Dragón con Kaing tomando el mando como el emperador con el nombre de Kaineng Tah. Sin embargo, el primer emperador murió en circunstancias misteriosas en el año 464 a.É., mientras montaba su caballo favorito en una expedición de caza. Aunque la historia oficial describe la muerte de Kaineng Tah como puramente accidental debido a que se cayó del caballo asustado, los registros fragmentarios han mencionado heridas inexplicables en la grupa del caballo y en el propio emperador, con algunos registros que incluso sugieren alguna participación de sus compañeros cazadores. El fallecido Kaineng Tah fue sucedido por su despiadado hijo mayor, Yian Zho, el segundo emperador.

Durante el reinado de Yian, las tribus Luxon y Kurzick se unieron en dos naciones y se separaron del Imperio, solo para ser obligadas a regresar con poder militar como estados vasallos. Esta vez también fue el nacimiento de la hostilidad entre los Luxon y los Kurzicks que permanecería por más de mil años. Después del reinado de Yian Zho, Cantha permaneció bastante aislada en el sur, abriendo el comercio con los continentes del norte siglos después en el año 221 a.É.

Era del Halcón

La Era del Halcón, que se extendió desde el año 205 a.É. (el año en que los humanos aparecieron por primera vez en el continente norte de Tyria) hasta el Éxodo de los Dioses, fue una era de aislacionismo. En este momento, el Imperio del Dragón ya estaba en expansión y tuvo poco impacto en el desarrollo del Reino de Tyria, que después del Éxodo, se fragmentaría en los reinos de Ascalon, Kryta y Orr. Esta era también marca la concesión del don de magia a las razas mortales de Tyria, incluidos los humanos en Cantha (cuyos ritualistas ya tenían algo que llamaron "magia", pero en realidad era un poder otorgado por espíritus ancestrales).

Era del Murciélago

El don y la subsiguiente revocación parcial de la magia causaron la práctica generalizada de las profesiones heroicas, incluso en Cantha. Chanang, el príncipe mayor de la línea imperial, desafió los deseos de su padre y eligió seguir el camino del héroe. Se convirtió en un guerrero/monje y un ascendente. Tras su sucesión como el undécimo emperador, rechazó el título de "señor emperador" y se convirtió en el primer "emperador ascendente". Desde entonces, la tradición familiar ha exigido a todos los emperadores que practiquen al menos dos de las profesiones heroicas.

Era del Erizo

En el año 221 d.É. marcó el primer contacto formal entre el Imperio del Dragón y los reinos de Tyria. Cantha proporcionó valiosos conocimientos y tecnología a los reinos menos avanzados, y a cambio recibió recursos muy necesarios. Esto permitió que comenzara la recuperación de la isla Shing Jea, que había sido dañada por el exceso de tala, transformándola en tierras agrícolas pastorales.

Era de la Tortuga

La Era de la Tortuga comenzó con la muerte del tiránico Singtah, el 23 ° emperador, y el incendio del primer Palacio Raisu. Continuó con la reconstrucción del palacio del emperador Senvho de su hijo, una tarea que lo obsesionó y lo consumió durante el resto de su reinado de ochenta años.

Era del Dragón

Concepto art Torbellino.jpg

El Viento de Jade

El Viento de Jade fue un evento en la historia de Cantha. Ocurrió cuando el guardaespaldas Shiro Tagachi asesinó a su maestro, el 26 ° emperador de Cantha, Angsiyan. Shiro era un guerrero formidable por derecho propio, pero también realizó varios rituales oscuros en preparación para sus acciones.

Shiro no vivió mucho después de cometer el asesinato. Tres de la guardia del emperador, el maestro de lanza de Luxon Archemorus, y el Kurzick Saint Viktor y la asesino Vizu, lo atacaron. En una batalla culminante, Archemorus y Viktor pudieron arrebatarle las espadas de Shiro y, volviéndolas contra su portador, casi lo partieron en dos. En los últimos momentos de Shiro, invocó poderes oscuros y absorbió el alma del emperador caído. El grito de muerte de Tagachi lanzó la más terrible magia, un aullido horrible que se elevó como un vendaval sobre la tierra. Este viento de jade se extendió desde el templo, convirtiendo el mar en jade sólido y petrificando todo lo que tocaba (árboles, animales y personas) dentro del bosque Echovald.

El emperador recién coronado, el difunto hijo de Angsiyan, Hanjai, tomó el trono. El próximo verano, instituyó el Festival del Dragón. Estaba destinado a conmemorar a aquellos que habían perdido la vida en el Viento de Jade, unir a todos los habitantes del imperio y celebrar el establecimiento de una comunidad en la isla Shing Jea. También simboliza la supervivencia del Imperio del Dragón frente a la calamidad.

Guerras Tengu y la división en Cantha

En el año 880 d.É., la tensión aumentó entre la gente de Cantha y los tengu cuando los granjeros de Cantha comenzaron a establecerse en la isla Shing Jea. Al principio, era una simple cuestión de territorio y la lucha se mantuvo en algunas escaramuzas. La guerra casi estalló cuando el clan Sensali de tengu masacró una aldea entera y, según los informes de la época, consumió los cuerpos de los muertos. Mientras que el embajador del emperador Hanjai pudo evitar una guerra abierta con el clan angchu de tengu, el clan Sensali declaró a los traidores angchu y continuaron sus actos de agresión.

Los acuerdos comerciales de Cantha con Ascalon, Elona y Orr se mantuvieron hasta el año 902 d.É., cuando fueron disueltos por el emperador Hanjai, comenzando uno de los períodos más aislados en la historia del imperio.

En el año 1017 d.É., los Luxons y Kurzicks cesaron el contacto diplomático regular, comunicándose entre ellos solo a través de enlaces del Ministerio Celestial cuando fue absolutamente necesario. Durante muchos años, permanecerían más concentrados en sus divisiones que en los problemas que dañaron sus tierras desde adentro.

Kintah, el 27 ° emperador, era conocido como un hombre del pueblo. Abrió informalmente el comercio entre Cantha y los reinos de tyria y eloniano en el año 1022 d.É.. cuando Ermenred el erudito de Ascalon pudo negociar una visita al continente y la isla Shing Jea para hacer una visita con el nuevo emperador de Cantha.

El continuo asentamiento de Shing Jea bajo el sucesor de Kintah, Kisu, desde su ascenso al trono en el año 1058 d.É. llevó a los granjeros de Canthan a transmitir enfermedades a los tengu y sus crías. Al verse obligados a matar a sus jóvenes y a sus hermanos, los tengu buscaron venganza y escalaron sus actos de agresión.

En el año 1071 d.É., Wona, el ministro de guerra del emperador que había luchado contra los tengu durante muchos años, contactó a los jefes de los tengu Swift Garranoble y Gull Picodegarfio de los clanes Angchu y Sensali y solicitó su presencia para una cumbre para negociar la paz entre humanos y Tengu. El emperador Kisu le pidió a su medio hermano, el maestro Togo, que acompañara a una delegación a la finca del ministro de guerra como observador de los procedimientos y que legitimara las conversaciones. Sin embargo, la cumbre fue una trampa de Wona que tenía la intención de matar a Togo y culpar a los tengu, creando el pretexto para un genocidio.

Togo pudo reunir a los delegados humanos restantes detrás de él para detener los planes de Wona al tiempo que prometió a los tengu traer de vuelta la cabeza del ministro de guerra como prueba de que el emperador no estaba detrás del complot. Los líderes tengu enviaron a Talon Aladeacero con Togo para encontrar al ministro y matar a Togo si demostraba ser un engaño. Sin embargo, Togo resultó ser un hombre de palabra y mató a Wona después de luchar a través de los defensores del ministro. Mientras que los Sensali abandonaron la cumbre con desconfianza y se retiraron a sus ataques, los Angchu más civilizados aprovecharon la oportunidad para una tregua real. Togo llevó las quejas de los tengu al emperador Kisu y forjó un tratado de paz después de 191 años de hostilidad, convirtiéndose en una figura respetada entre los angchu.

Un año después de que las Guerras Tengu hubieran terminado oficialmente, los humanos y los tengu comenzaron a celebrar un festival anual en el Monasterio Shing Jea para celebrar el aniversario de los acuerdos de paz. Este festival se conoció como el Día de los Tengu y contó con la presencia del propio Emperador Kisu, quien pronunció un discurso ante la multitud festiva.

El regreso del traidor

Doscientos años después del Viento de Jade, ocurrieron eventos que revelaron que el mal de Shiro Tagachi no fue completamente destruido. Los héroes de Tyria unieron fuerzas con el emperador Kisu, su medio hermano el maestro Togo y el ex alumno de Togo, el hermano hermano Mhenlo.

El viaje comenzó con la aparición de una horrible plaga, que convirtió a las víctimas de la enfermedad en criaturas violentas, llamadas los Apestados. Después de investigar la enfermedad, el grupo encontró evidencia de Shiro Tagachi, un hombre muerto hace mucho tiempo. Sin embargo, los seres del más allá, llamados enviados, les dijeron que Shiro se convirtió en un espíritu. La tarea de los enviados, como penitencia por los crímenes cometidos en la vida, era guiar las almas de los muertos. En cambio Shiro estaba corrompiendo a los espíritus, fusionándolos con construcciones mágicas llamadas Shiro'ken y construyendo un ejército.

El grupo intentó destruir a Shiro, pero no tuvieron éxito y necesitaban aliados. El emperador Kisu fue fácil de convencer, el Oráculo de las Nieblas, Suun, también aportó valiosos conocimientos. Después de varias negociaciones, convencieron a los estados vasallos canthanianos de Luxon y Kurzick para que se unieran a ellos. El dragón Kuunavang les enseñó habilidades valiosas y aceptó luchar junto a ellos.

Finalmente, el grupo determinó el objetivo final de Shiro. Estaba tratando de volver a la vida, y solo necesitaba una cosa más: derramar la sangre de un miembro de la línea de sangre imperial. Togo, Mhenlo y los héroes no perdieron el tiempo en regresar al palacio, pero solo llegaron en el último segundo. Luchando a través de los Shiro'ken, el grupo llegó al Santuario Imperial para encontrar a Shiro parado sobre el Emperador Kisu, a punto de dar el golpe final. El Maestro Togo, en un acto desesperado, corrió hacia su medio hermano y recibió el golpe. El emperador se salvó, pero Togo se sacrificó, y Shiro con su búsqueda ahora completa, había logrado su objetivo. El traidor se fue para completar su hechizo, dejando atrás a los sobrevivientes para que lloran.

En un intento de vengar a su maestro, Mhenlo se apresuró al Santuario Imperial para confrontar a Shiro, y el grupo lo siguió. Encontraron a Shiro Tagachi completamente restaurado, un asesino mortal y formidable, pero una vez más, mortal. Se produjo una terrible batalla, pero el grupo pudo derribar a Shiro. Mientras Shiro yacía moribundo, apareció el Oráculo Suun, usando su poder para encerrar el cuerpo de Shiro en jade sólido. Los enviados también llegaron, buscando el alma de Shiro. Los últimos restos de Shiro Tagachi fueron enviados a un lugar especial en el Inframundo, donde su espíritu fue encarcelado y obligado a responder por sus muchos crímenes.

Vientos de Cambio

Aunque el Traidor fue eliminado, la peste persistió en Cantha. Se perdieron innumerables vidas, desde las familias de personas obligadas a vivir en las calles hasta familias prominentes como los Yuudachi, jefe de la Orden Sai Ling. Ashu Yuudachi sobrevivió a la matanza en condiciones milagrosas y se hizo cargo de su tía, Reiko Murakami.

En el año 1073 d.É., Reiko, entonces miembro del Ministerio de Fuego, hizo sus primeros pasos para reunir a la gente de Cantha para luchar contra los Apestados. Con Ashu a su lado como símbolo de esperanza en la gente. Poco a poco los Canthanianos comenzaron a tomar su destino en sus propias manos. Reiko comenzó a ascender en las filas del Ministerio de Fuego, ya que ella y Ashu se convirtieron en figuras públicas de renombre. Hablaron más a menudo con la gente de Cantha, ofreciendo la promesa de cambio y la esperanza de un futuro mejor, libre de los apestados. En los próximos años, Reiko se sentiría cada vez más insatisfecha con las restricciones del Ministerio de Fuego. Al encontrar fallas en el sistema la burocracia innecesaria, las maniobras políticas y las agendas personales y llegó a la conclusión de que algo más importante tenía que suceder si Cantha alguna vez podría seguir adelante.

En el año 1077 d.É., Reiko estableció oficialmente el Ministerio de Pureza, con Ashu como figura central. El Ministerio de Pureza puso como objetivo eliminar todo lo que perjudicara a Cantha y tomar medidas cuando todas las demás ramas del imperio se contentaran con hacer la vista gorda, pasar los problemas como problemas del emperador o culpar a los otros Ministerios. Dos años después, el Ministerio de Pureza comenzó en serio su campaña para finalmente librar a Cantha de los Apestados. Hombres y mujeres valientes se unieron a su causa, ansiosos por hacer que sus hogares estuvieran seguros una vez más. En el curso de la campaña, que duró menos de un año, los Apestados fueron eliminados junto con las pandillas de la Hermandad de Jade y los Am Fah, y los tengu fueron tildados de traidores y derrotados. El Ministerio luego fijó su mirada en una reforma social radical.

En el año 1080 d.É., Reiko fue asesinada por Miku Yuudachi y el Héroe de Tyria, quienes creían que el Ministerio de Pureza, en su fanatismo por luchar contra el mal, se había convertido en una amenaza para ellos y para los demás. Miku creía que estaba rescatando a Ashu de Reiko; Sin embargo Ashu rechazó la protección de su hermana después de la muerte de Reiko y tomó el control del Ministerio de Pureza, comprometiéndose a mostrarle a la gente de Cantha el camino correcto para caminar y volver a Cantha completa mientras afirmaba no repetir los errores de Reiko.

Contacto perdido con los otros continentes

En el año 1127 d.É., la gente de Tyria estaba sola. El nuevo emperador de Cantha, Usoku, finalmente unificó su continente en el Imperio del Dragón. Sus ejércitos conquistaron los estados vasallos de Kurzick y Luxon, haciendo su poder absoluto. Estos esfuerzos fueron apoyados por el Ministerio de Pureza, que originalmente había sido establecido por Reiko Murakami para combatir a los Apestados. El emperador Usoku comenzó a purgar las tierras de los rebeldes, los enfermos y los no humanos, incluidos los tengu que se vieron obligados a huir hacia el norte a Elona y Tyria antes de construir un nuevo santuario llamado el Dominio de los Vientos para sus clanes perseguidos. Poco después de las purgas, las embajadas de Cantha comenzaron a seguir las políticas aislacionistas de Usoku. Independientemente de este aislamiento, el Imperio del Dragón continuó comerciando con la realeza de Kryta.

El resurgimiento de Orr, causado por el despertar del Dragón antiguo Zhaitan en el año 1219 d.É., completó el aislacionismo de Cantha ya que los mares del sur se volvieron peligrosos para los marineros debido a la creciente amenaza de los siervos resurgidos de Zhaitan patrullando las aguas en barcos alrededor de Orr. Debido a este bloqueo el último contacto fue de los tengu que se abrió paso a través de las fuerzas de los resurgidos. Usoku se convirtió en el último emperador de Cantha cuyo nombre sabían los eruditos de Tyria.

En el siglo que siguió, ocasionales esporádicos marineros canthanianos desembarcaron en la Jungla de Maguuma, siendo la única prueba de que los tyrianos tenían que Cantha todavía existía. A pesar de esto la influencia de Cantha continúa afectando a los humanos en el centro de Tyria hasta el día de hoy, ya que muchas familias de origen Canthaniano se han establecido allí, como en Linde de la Divinidad, capital del reino de Kryta, dedicó todo un distrito de la ciudad a los refugiados e inmigrantes de Cantha, hasta que el distrito fue destruido en el Gran Derrumbamiento en el año 1325 d.É.

Actualmente

Arte conceptual de Guild Wars 2: End of Dragons, titulado "Shing Jea".

Inspirado por la victoria del Pacto sobre Zhaitan, el Capitán Hao Luen del Consejo del Capitán reinventó la versión del Festival del Dragón de Cantha como Dragonicidio, un festival para celebrar la derrota de los Dragones antiguos, en Arco del León. Después de que el Gran Derrumbamiento de Linde de la Divinidad se convirtió en el Pabellón de la Corona y tuvo actividades centradas en el Año nuevo lunar para celebrar el año nuevo Canthaniano.

A pesar de que Cantha sigue siendo inaccesible para los tyrianos y elonianos, sé insinúa que los Cefiritas lograron llegar a Cantha a bordo de su Sagrario del Céfiro flotante y comerciaron con los lugareños recientemente en el año 1327 d.É.

En el año 1331 d.É., la asura Taimi reafirmó los casos de marineros Canthanianos que desembarcaban en tierra, alegando que habían contado historias de criaturas extrañas y previamente desconocidas que emergían del océano. Taimi especuló con las criaturas para conectarse con el Dragón de las Profundidades.

Cartografía

Desde el último contacto con Cantha, el Imperio del Dragón contenía cuatro regiones distintas:

La ciudad de Kaineng domina las otras regiones como una megalópolis densa y sucia que surgió de los refugiados del viento de jade.

Cultura

Edificios del distrito de Cantha en Linde de la Divinidad, antes del Gran Derrumbamiento.

La cultura canthaniana es diversa en gran medida separada en cuatro estilos: Kurzick, Luxon, Cantha rural y urbano. Hay algunos aspectos unificados, como el calendario Canthaniano basado en un sistema lunar, en oposición al sistema solar del Calendario Mouveliano, y como tal celebrar un Año Nuevo Lunar. Del mismo modo todos los canthanianos tienen una gran reverencia por la luna, que denominan "luna de Melandru".

Históricamente, mientras es dirigido por un emperador, el Imperio del Dragón es administrado por el Ministerio Celestial, que está compuesto principalmente por los Ministerios de Tierra, Fuego, Agua y Aire. Después del regreso de Shiro Tagachi, se formó un nuevo ministerio, el Ministerio de Pureza, que rápidamente aumentó a través de las filas del poder a medida que obtuvieron el apoyo de la población al erradicar la plaga de Apestados. Como gran parte de todo lo demás en Cantha, el estado del Ministerio Celestial sigue sin estar claro después del ascenso del emperador Usoku.

La última palabra conocida de Cantha proviene de los Cefiritas, quienes dicen que Cantha es uno de sus "puertos de escala más coloridos culturalmente", lo que implica que el lado cultural de Cantha solo ha prosperado en los años siguientes

Religión

A partir de del año 1072 a.É., el culto y la percepción de los Cinco Dioses Verdaderos dentro del Imperio del Dragón habían adquirido popularidad en Cantha. Los dioses mayores del panteón compartieron los cielos de Cantha con una variedad de semidioses menores, así como espíritus ancestrales eternos y héroes legendarios a quienes los diversos habitantes del reino les otorgaron el estatus divino.

  • Dwayna - a menudo se representa como joven, alta y delgada, elevándose sobre el suelo con enormes alas emplumadas. Los artistas canthanianos a menudo la representaban flotando sobre las almas vibrantes y vivas de sus ancestros eternos.
  • Balthazar - se muestra con frecuencia sosteniendo una gran espada, su punta alojada en el suelo, con un par de sabuesos de batalla sentados a sus pies. En Cantha la espada solía ser uno de los estilos imperiales de un solo filo, y los sabuesos de batalla generalmente eran reemplazados por dragones alados.
  • Grenth - las estatuas de Grenth representan al dios con el cuerpo de un hombre y la cabeza angosta y esquelética de una bestia. Los artistas de Canthanianos tendieron a agregar un aspecto draconiano al cráneo. La versión canthaniana de Grenth estaba a horcajadas sobre una pequeña montaña de muertos, pero en el arte canthaniano los rostros de estos cadáveres siempre estaban apartados del dios de la muerte, como si estuviera avergonzado, para distinguir a estos esclavos muertos de los espíritus ancestrales "vivos".
  • Lyssa - no solo era la diosa de la belleza y la ilusión, sino que también representaba la encarnación de la suerte, tanto buena como mala. Muchos asesinos de Canthanianos veneraban a Lyssa más por su dualidad intrínseca que por su famosa belleza, y se sabía que invocan sus encantos. Las representaciones de Lyssa en la cultura canthaniana reflejan el estilo típico del norte: figuras gemelas ágiles de exquisita belleza entrelazadas en un baile eterno.
  • Melandru - fue representada con frecuencia en Cantha como una Dríade alta y alada de cintura para arriba. Los templos de Melandru ofrecían refugio, comida y agua a los viajeros cansados, incluso en Cantha, aunque tales santuarios eran pocos y estaban separados por largos tramos de paisaje de piedra sin vida.

No se sabe cómo reaccionaron los Canthanianos a la Ascensión de Kormir. No se conocen representaciones canthanianas de Abaddon o Dhuum.

Notas y curiosidades


GWes.jpg
Hay más información sobre Cantha en GuildWiki.es
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Compartir
Publicidad